DOÑA PETRONA: 10 RECETAS PARA COMPARTIR

GOURMET 22 de junio de 2016 Por
Hablar de Doña Petrona es disfrutar los sabores de la vida misma, las recetas de mi infancia, el tesoro familiar de las recetas compartidas en casa de mamá...
planeta joy
FOTO: PLANETA JOY
Doña Petrona fue la constructora de su propio mito, que ahora la canoniza entre ollas. "Fue tan inteligente que comenzó a crear su mito en vida. Contaba y recontaba una historia plagada de nudos clásicos de una trama trágica: no sabía cocinar pero tuvo que hacerlo para ganarse la vida, no sabí­a trabajar pero sostuvo su hogar, es una especie de madre coraje", explica la Socióloga Andrea Matallana en una entrevista con Télam

Frases como “cuando me casé no sabía ni hacer un huevo frito” y “a la cocina no me llevan ni a escobazos”, las dijo en "el pináculo de su éxito. No hay entrevista en donde no haga un ritornello sobre estos elementos que son el triunfo de una mujer que se creó a sí misma. El hecho de que lo contara en vida facilitó las cosas para sus herederos: estaba describiendo un proceso de individuación y éxito que la hacía única e irrepetible", analiza la autora. 

1- Matambre

Plato tradicional si los hay. Para prepararlo rico y fácil, Doña Petrona recomienda limpiar un matambre, quitándole el exceso de grasa. Condimentarlo sobre uno de sus lados con una cucharada de sal y una cucharada de ají picante. Sumarle 8 dientes de ajo picados, 20 aceitunas verdes sin carozos y picadas, una cucharada de perejil picado y 5 huevos duros cortados en rodajas. Arrollarlo, coserlo y atarlo bien buerte con un piolin. Ponerlo a cocinar en abundante agua caliente, a la que se le agrega sal, una zanahoria y una cebolla. Dejarlo hervir a fuego moderado con la cacerola tapada durante 2 horas y media o 3, dependiendo del tamaño. El secretito: dejarlo enfriar en la propia agua de cocción y no prensarlo, así queda más jugoso.

 

2- Flan

En su libro, una enciclopedia de todo tipo de preparaciones, detalla fácilmente como prepararlo. Se mezclan ligeramente con un tenedor 7 huevos con 200 gr. de azúcar. Se agregan medio litro de leche y unas gotitas de esencia de vainilla. Se revuelve bien y se coloca en una budinera acaramelada. Poner al baño María, en horno moderado, hasta que esté firme. Desmoldar en frío.

 

3-Salsa blanca

Un básico de la gastronomía que, seguramente, medio país probó siguiendo esta receta: derretir 70 gr. de manteca, incorporar dos cucharadas colmadas de harina, mezclar y agregarle medio litro de leche o caldo, seguir cocinando y revolviendo continuamente con batidor de alambre hasta que hierva. Condimentarla con sal, pimienta y nuez moscada.

 

4 - Vitel Thoné

Otra receta que es un clásico de las fiestas de fin de año. Para empezar, hay que cocinar en agua con verduras un peceto de 1 kg. Cuando está listo, retirar la olla del fuego y dejarlo enfriar en el caldo. Para preparar la salsa, procesar 100 gr. de atún, 6 anchoas, mayonesa (comprada o casera, hecha con yemas y aceite), pimienta, media tacita de vinagre y una cucharada de mostaza. Cubrir la carne cortada en fetas con esta salsa y salpicar con alcaparras y yemas duras.

 

5- Hamburguesas de pescado

Una alternativa fácil y riquísima para variar el aburrido filet de merluza. Primero, hay que procesar un kilo de filetes de merluza (u otro pescado similar) y, a esa preparación, agregarle 100 gr. de camarones picados, una cebolla grande picada y dorada en manteca, una cucharada de mostaza, sal, pimienta y nuez moscada. Mezclar bien, levantar por cucharadas, pasar por harina, darle formas de hamburguesas, pasar nuevamente por harina, luego huevo batido y freírlas. O cocinarlas las horno, al gusto actual.

 6 -Empanadas de choclo

 Una receta diferente, que muestra la versatilidad de Doña Petrona. Para el relleno, hay que picar finamente 3 cebollas de verdeo y medio ají. Poner a rehogar en una sartén y agregarle una lata de choclo hasta que hierva. Retirar del fuego y sumar 50 gr. de pasas de uva sin semilla, dos huevos duros picados, perejil picado, 2 cucharadas de queso rallado, sal y pimienta. Una vez frío, rellenar la masa de empanadas y cocinar al horno.

 

7- Crema chantillí

  Para arrancar con la mesa dulce, una fórmula para un producto esencial. Poner en un recipiente de frío o enlozado 500 gr. de crema de leche, añadirle 150 gr. de azúcar impalpable, una cucharadita de esencia de vainilla y batir hasta que espese. Pero aquí lo importante es la recomendación de la ecónoma: “Hay que tener cuidado de no batirla demasiado porque se corta. En la época de calor se debe batir sobre hielo o la crema debe estar bien fría”. Así, no falla.

 

8- Alfajores de maicena

 ¿Quién no tuvo una tía, madre o abuela que los preparase? Seguro seguían esta receta: mezclar 300 gr. de fécula de maíz con 200 gr. de harina, media cucharadita de bicarbonato y dos cucharaditas de polvo de hornear. Aparte batir 250 gr. de manteca con 150 gr. de azúcar. Agregar 3 yemas de a una, una cucharada de coñac y, de a poco, la mezcla de harinas. Sumar ralladura de un limón y una cucharadita de esencia de vainilla. Mezclar bien, formar una masa, estirarla sobre la mesada espolvoreada con fécula de maíz y cortar las tapitas según el tamaño deseado. Cocinarlas en horno moderado, sobre placas enmantecadas, hasta que estén apenas doradas. Una vez frías, unirlas con dulce de leche, untarlas alrededor y pasar por coco rallado. ¡Gracias Doña Petrona!

 9- Bizcochuelo

  Para la versión económica, Petrona armó estas instrucciones. Batir 5 huevos grandes con una taza de agua tibia y 350 gr. de azúcar, entibiando la preparación. Una vez espesa esta preparación, agregar, de a poco, 300 gr. de harina mezclados con 100 gr. de fécula de maíz. Sumar una cucharadita de esencia de vainilla, y mezclar suavemente con cuchara de madera. Colocar en un molde enmantecado y enharinado y cocinar en horno suave durante 1 hora y 20 minutos.

10- Huevos duros

Si hay algo que la caracterizaba, era la amplitud del público al que se dirigía. ¿Cómo hacer un huevo duro? Fácil: poner a calentar agua en una cacerolita y, cuando rompa el hervor, poner los huevos, dejándolos hervir despacio durante 13 minutos. Sacarlos y pasarlos por agua fría para pelarlos fácilmente. Para principiantes y no tanto.

Fuente: Télam