21 DE JUNIO: DÍA INTERNACIONAL DEL YOGA

Vivir Mejor 21 de junio de 2016 Por
La India propuso el proyecto de resolución para crear el Día Internacional del Yoga y recibió el apoyo de 175 Estados Miembros. El primer ministro indio, Narendra Modi, presentó el texto en un discurso pronunciado en la 69 sesión de la Asamblea General, en el que dijo: «el yoga es un don inestimable de nuestra antigua tradición.
Ver galería DÍA MUNDIAL DEL YOGA -AFP
1 / 12 - DÍA MUNDIAL DEL YOGA -AFP

El yoga representa la unidad de la mente y el cuerpo, el pensamiento y la acción. Es importante coordinar todos esos aspectos. Ese enfoque holístico es valioso para nuestra salud y nuestro bienestar. El yoga no se trata solo de ejercicios, se trata de una manera de descubrir el sentido de identidad de uno mismo, el mundo y la naturaleza».

La resolución señala «la importancia de que las personas y las poblaciones adopten decisiones más saludables y modos de vida que propicien la buena salud». La Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha pedido a los Estados miembros que fomenten la actividad física de los ciudadanos. El sedentarismo es una de las diez causas más frecuentes de muerte en el mundo, y un factor clave de enfermedades no transmisibles, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

El yoga es más que una actividad física. En su intervención antes de votar la resolución, el presidente de la 69 sesión de la Asamblea General, Sam Kutesa, subrayó que: «Durante siglos, los pueblos de toda condición han practicado yoga, reconociendo su encarnación singular de la unidad entre la mente y el cuerpo. El yoga une al pensamiento y la acción en armonía».

En su intervención, el Secretario General Ban Ki-moon señaló los beneficios de esta práctica: «Es un deporte que puede fomentar el desarrollo y la paz. También puede aliviar a todos aquellos que se encuentran en situaciones de emergencia».

En palabras del que fue uno de los practicantes más famosos, B. K. S. Iyengar, «El yoga cultiva las formas de mantener una actitud equilibrada en la vida cotidiana y dota de capacidad en el desempeño de las acciones propias».

En Argentina, Mataji Indra devi fue  una de las mayores impulsoras de esta práctica milenaria, Mataji significa madre en sánscrito, a pesar de que nació como Eugenie Peterson. Aunque su cuerpo tenía 102 años, aún se sentaba en el suelo y cruzaba las piernas, como si fuera una adolescente dispuesta a compartir sus secretos con una amiga.

Indra Devi era una mujer de tres siglos. Había nacido el 12 de mayo de 1899. Pero por sus venas corría una sabiduría milenaria. "Era un espíritu sin edad", decían ayer, con paz, sus amigos y discípulos.

Eugenie Peterson -su nombre original- provenía de una familia de la aristocracia, de madre artista y padre de origen sueco. En 1920, durante la guerra civil, ella y su madre salieron de aquel país para establecerse en Alemania, donde Eugenie entró a formar parte del elenco de un famoso teatro ruso. Se ganaba la vida como mimo.

Indra Devi se acercó a esta disciplina después de haber sido curada por medios yóguicos de una dolencia del corazón. Comenzó a dar clases y conferencias sobre el tema, y así fue conocida como la primera occidental que enseñaba yoga en la India.

Conoció personalmente a Mahatma Gandhi y al gran poeta Rabindranath Tagore. Cuando su marido fue trasladado a China, Indra Devi abrió la primera escuela de yoga en China, en febrero de 1939. En 1953 se casó en segundas nupcias con Sigfrid Knauer, un distinguido médico y humanista.

"El yoga puede dar a cada uno, no importa cuál sea su religión, o su color de piel, todo lo que necesita: la paz, la salud y la tranquilidad, y si podemos ayudarnos a nosotros mismos podemos también cambiar a los demás" frase de la creadora de la Fundación Indra Devi.

FUENTES: ONU- LA NACIÓN

Te puede interesar