Las mujeres en Neuquén cobran menos que los varones

SOCIEDAD 02 de agosto de 2016 Por
Las mujeres en Neuquén cobran menos que los varones
mujeres
DISPARIDAD EN SALARIOS PARA LAS MUJERES QUE TRABAJAN

Por LAURA LONCOPAN BERTI PARA DIARIO RÍO NEGRO -  

De cada 10 mujeres, 9 realizan labores domésticas -que incluyen desde la limpieza de la casa, la preparación de la comida, el cuidado de niños y el apoyo escolar- mientras que sólo 5 de cada 10 varones participan. En promedio ellas le dedican 6,4 horas diarias a estas labores, y ellos lo hacen durante 3,5 horas.

A la cadena de desigualdades hay que sumarle otro eslabón: si estas mujeres, además, trabajan fuera del hogar y viven en el conglomerado Neuquén-Plottier, percibirán un sueldo 28,6% menor al de los varones.

Los últimos datos oficiales en la provincia sobre brecha salarial surgen de la Encuesta Permanente de Hogares, con series que van desde el primer trimestre de 2008 al cuarto trimestre de 2014. “En 2014 es en promedio 40% más lo que cobran hombres respecto de mujeres. Si se hace el cálculo por brecha te da que las mujeres ganan 28,6% menos en promedio”, aseguró la docente de la facultad de Economía y Administración de la Universidad Nacional del Comahue, Daniela González.

La disparidad salarial se explica por muchas razones, una de ellas tiene que ver con la distribución del trabajo doméstico no remunerado y el uso del tiempo. La encuesta más actualizada data de 2013 y la realizó el INDEC.

“El dato es que si una mujer está ocupada full time, ella igual le va a dedicar más horas al trabajo doméstico que si un hombre está desempleado”, indicó Mercedes D´Alessandro, doctora en Economía de la Universidad de Buenos Aires y cofundadora del sitio Economía Feminista.

“Vos tenés 24 horas al día: 8 las dedicadas a tu jornada laboral paga, 6 le dedicas a tu jornada laboral no paga, para dormir tenes 8 más, y te quedan 2 que son tu tiempo libre. Lo que haces es reducir tu tiempo de mirar tele, pasear con amigos, hacer deportes, participar en actividades políticas y gremiales. El enfoque de la “pobreza de tiempo” que desarrolla la economista Valeria Esquivel es interesante porque te da una dimensión más. No se trata sólo de que las mujeres tienen este costo de oportunidad, sino que la variable de ajuste es este tiempo libre”, afirmó D´Alessandro.

En cuanto a las líneas políticas que deberían trazarse, la economista mencionó que es prioritario extender las licencias de maternidad y de paternidad, y reforzar el sistema de cuidados desde el Estado (jardines maternales, guarderías).

“En Argentina más del 34% de las mujeres tienen empleos precarios y no tienen garantías de acceder a las licencias, y los hombres tiene apenas dos días corridos”, dijo. Y agregó: “a medida que las mujeres tienen hijos su participación laboral va cayendo.” La OIT incluso habla de que existe una disparidad salarial basada en la maternidad que implica una “penalización salarial” (ver aparte). La mayoría termina en empleos de tiempo parcial, con menos remuneración, o eligen dejar de trabajar fuera de la casa y asumir el “trabajo de cuidar” a tiempo completo, porque sus sueldos no alcanzan a cubrir el salario del personal doméstico. Otro dato destacado es que las mujeres que pueden delegar el trabajo doméstico lo hacen en otras mujeres, cuya situación laboral suele ser precarizada (ver aparte).

“Vos tenés 24 horas al día: 8 para el trabajo pago, 6 para el no pago, para dormir tenés 8 más y te quedan 2 que son tu tiempo libre”,
señaló la economista Mercedes D’Alessandro, especialista de la UBA.
Efectos de ser madre
Penalización encubierta
En el informe mundial sobre salarios 2014/2015 de la OIT se señala que existe una disparidad entre los salarios de “las madres” y “las no madres”.
La disparidad aumenta en función de la cantidad de hijos y conlleva una “penalización salarial”.
El sexo de la criatura es determinante, porque -”frente a los varones, las hijas tienen más probabilidades de ayudar en las tareas domésticas y por eso la disparidad basada en la maternidad se reduce”.