Familiares de víctimas de femicidios afirman que el Gobierno escuchó el Ni Una Menos

Derechos Humanos 28 de julio de 2016 Por
FAMILIARES DE ÁNGELES RAWSON, WANDA TADDEI Y MARISEL ZAMBRANO, TRES VÍCTIMAS EMBLEMÁTICAS DE FEMICIDIOS, VALORARON QUE EL GRITO NI UNA MENOS SE HAYA CONVERTIDO EN UNA POLÍTICA PÚBLICA PLASMADA EN EL PLAN NACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.
MarchaArgentina
Marcha de #NiUnaMenos

SILVINA MOLINA PARA TÉLAM - 

Ella es la mamá de Ángeles Rawson, asesinada en 2013 por Jorge Mangeri, condenado a cadena perpetua, uno de los femicidios mas mediatizados desde que esta violación de derechos se convirtió en agenda pública.

A pesar de su renuencia a hablar con la prensa, Jimena accede a compartir "su emoción por lo que viví ayer en Casa de Gobierno cuando se presentó el Plan. Fue la misma emoción que sentí participando de las marchas Ni Una Menos".

La mamá de Ángeles estuvo ayer en primera fila en el Salón Blanco de la Casa Rosada, junto a otros familiares de víctimas de femicidios, porque "es maravilloso que algo tan tremendo como la violencia, se haya convertido en una política de Estado".

Lo mismo opina Jorge Taddei, papá de Wanda, asesinada con fuego en 2010 por Eduardo Vázquez ex baterista de Callejeros que cumple condena a perpetua, otro femicidio emblemático porque generó una perversa seguidilla de hombres que quemaron mujeres.

"Este Plan es un paso muy importante que nos recuerda que tenemos que trabajar cada día contra la violencia hacia las mujeres", analiza Jorge.

Él recuerda que cuando se reunió con el presidente Mauricio Macri, le dijo: "Vamos a tener que trabajar muchas generaciones para terminar con la violencia de género".

El presidente "se sorprendió y me contestó: '¿Tanto?'; sí, le dije, para que Antonia (hija de Macri) pueda vivir en una sociedad donde no se pegue ni se mate mujeres".

Otra de las que ocupó un lugar en la Casa de Gobierno ayer fue Mercedes Zambrano, hermana de Marisel, joven jujeña que mató José Zerda el 13 de julio de 2008, cuando la hija de ambos tenía 9 meses, y que ahora con 8 años es obligada por la justicia a visitar a su padre condenado.

"Me encantó lo que pasó ayer, está muy bueno el Plan, los servicios de la línea 144, las capacitaciones, la posibilidad de microcréditos para las víctimas", resume la mujer, que junto a su familia aún sigue la batalla judicial para que la hija de Marisel no conviva con el femicida de su madre.

Es precisamente el rol del Poder Judicial el que "tiene que modificarse, tiene que ser mas expeditiva", aporta Franklin Rawson, papá de Ángeles, para quien el Plan contra la Violencia "es un buen gesto del gobierno".

Para Taddei los anuncios oficiales de más hogares de protección para las mujeres en situación de violencia y las tobilleras electrónicas para controlar a los agresores, son algunos de los puntos destacables.

También "las acompañantes para las víctimas, que es algo que junto a mi esposa Beatriz comenzamos a fomentar al año pasado. Son personas que acompañan a las mujeres en el proceso de salir del círculo del maltrato", figura contemplada en el anuncio gubernamental.

Las familias valoran "la tarea idónea y comprometida" de Fabiana Tuñez, titular del Consejo Nacional de las Mujeres y de su equipo.

"Esta iniciativa nos une como pueblo, nos involucra como sociedad. Acá no hay partidismo, acá hay un sólo grito para decir Ni Una Menos", pide la mamá de Ángeles.

En la misma línea, el papá de Wanda insiste "en que el género es transversal, sin distinción de partidos políticos; se trata de trabajar cada día, sabiendo que el camino es largo, para cambiar la cultura machista y patriarcal que maltrata y mata mujeres".

Ayer, en un acto encabezado por el presidente Macri se presentó el Plan Nacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres dando así cumplimiento a uno de los artículos de la ley 26.485, reglamentada en 2010.

Te puede interesar