ZAHA HADID, ARQUITECTURA CON NOMBRE DE MUJER

Mujeres que inspiran 02 de julio de 2016 Por
"SER MUJER, INMIGRANTE, ÁRABE, AUTOSUFICIENTE Y DIBUJAR EXTRAÑO NO ME HA FACILITADO LAS COSAS. PERO ME HA PERMITIDO SER", ZAHA HADID
Zaha_Hadid-1200x600
ZAHA HADID

En abril de este año, el mundo perdió a una arquitecta excepcional: ZAHA HADID , la única mujer con un Premio Pritzker, pero era ya una estrella antes de recibir el galardón en 2004. Antes incluso de levantar sus rompedores edificios. Desde el principio aceptó su vida paradójica. Los extraños dibujos que le ganaron admiración le cerraban la puerta de encargos y alimentaban los recelos de sus clientes. Hadid está habituada a esa condición ambigua. “Ser mujer, inmigrante, árabe, autosuficiente y dibujar extraño no me ha facilitado las cosas. Pero me ha permitido ser”. Experta en paradojas, sostiene que los humanos tenemos una válvula que se activa para resistir los cambios. Pero que es esa resistencia la que hace estallar el cambio.

¿Qué palabras describen mejor su trabajo? “Experimentación, fluidez, fragmentación y abstracción”. ¿Qué le inspira? “Mis ideas provienen de la observación: del lugar, de la naturaleza y de cómo se mueve la gente en una ciudad, cómo utilizan las personas el espacio”. ¿El proyecto de sus sueños? “Me encantaría crear un barrio entero para poner en práctica todo lo que he aprendido sobre espacios públicos, interiores y exteriores, a gran escala”. ¿A qué colegas admira? “A Oscar Niemeyer, a Le Corbusier y a Mies van der Rohe”.

ZAHA HADID EN 10 FRASES: 

1. Lo esencial es tener el coraje de arriesgar y desarrollar nuevas ideas.

2. En la actualidad la religión está mal interpretada. Cada uno debería tener sus propias ideas, pero cuando esa fe se torna extrema, las cosas empiezan a ir mal.

3. Más que un estilo, lo mío es intentar estar siempre en la frontera de la innovación.

4. ¿Mi peor momento? Toda la lucha por ser aceptada y convencer a otros de que mi trabajo era algo serio y viable. Pero yo me mantenía fuerte, no perdía mi entusiasmo y no dejé de investigar.

5. Creo que los no que vas recibiendo te hacen más perseverante. Yo podría haber tirado la toalla, pero no lo hice porque sabía que había mucho por desenterrar, por descubrir. Interpreté cada no como un sigue adelante, un desafío.

6. Me resulta muy difícil engañarme a mí misma, soy muy autocrítica.

7. Hay una delgada línea entre elegancia y vulgaridad, belleza y fealdad. Pienso que un trabajo radical puede ser bello u horrible, aunque nadie desee hacer cosas feas. El verdadero reto del arte son las ideas.

8. Odio la hipocresía. No odio particularmente a nadie, pero no me gustan las personas deshonestas, las oportunistas.

9. Ser mujer, inmigrante, árabe, autosuficiente y dibujar extraño no me ha facilitado las cosas. Pero me ha permitido ser.

10. Es muy difícil tener ideas; cuando llegan se ha de luchar por ellas.

Fuentes: REVISTA AD - 

http://www.zaha-hadid.com/

Te puede interesar