INTERPELAR LA DERROTA

Noticias 29 de junio de 2016 Por
El contexto se hace texto en los grupos. Es así que uno de estos pasajes lo hemos vislumbrando en la final de la copa América.
messi-renuncia-argentina
LEONEL MESSI: Interpelar la derrota

OPINIÓN- DANIELA ALEJANDRA SEGOVIA

La gran diferencia del fútbol con otros espectáculos masivos practicados a gran escala es que configuró un universo juvenil y masculino. Además, el fútbol constituyó un espacio privilegiado de representación nacional. De ésta manera se visualizaba como un acontecimiento de gran profundidad semántica. (Archetti en Gil, 2002).

Es a través de este deporte, vivido con pasión, en donde se ven reflejados fuertes sentidos de pertenencia en los que se expresan identidades, no sólo de los jugadores o de los dueños, sino principalmente, de la gente que los apoya llamados hinchas. El ser hincha de un equipo, define la identidad y el comportamiento de los participantes, a través de reglas implícitas al apoyar a un equipo, es decir los hinchas son guardianes de la identidad, determinan prioridades y legitimidades, censurando cada actividad que no es digna de un hincha y encargándose de fijar la historia oficial de tal deporte que debe ser aceptada. Los hinchas aparecen como sujetos instituyentes de significados al ordenar los significados legítimos, que definen socialmente las prácticas y a los actores, fijando además los límites. (Bordieu en Gil, 2002)

El hincha se siente participe porque es parte de una pasión, es militante y actor ya no un espectador, muchos hinchas, dan el nombre de "la 12" a su porra, por sentirse el jugador número 12 del equipo, sienten que sin su apoyo no se conseguiría nada de lo conseguido si ganan, o, pierden todos. En esta Final de la Copa América, un personaje determinado proclamo su Renuncia ante la Derrota. Fue más que un protagonista, constituye un Ídolo su nombre: Messi. Él tiene un rol social, cuya función consiste en asumir y gratificar aspiraciones colectivas del hincha que sale a embanderarse con su causa .Por eso las repercusiones en todos los ámbitos. ¿Pero a que se atribuye esta realidad?

 Tal vez una de las causas será lo que en palabras más o menos esbozaba del escritor Eduardo Galeano, que decía: “La historia del fútbol es un triste viaje del placer al deber. A medida que el deporte se ha hecho industria, ha ido desterrando la belleza que nace de la alegría de jugar porque sí.

En este mundo de fin de siglo, el fútbol profesional condena lo que es inútil lo que no es rentable. A nadie da de ganar esa locura que hace que el hombre sea niño por un rato, jugando como juega el gato con el ovillo de lana: bailarín que danza con una pelota leve como el globo que se va al aire y el ovillo que rueda, jugando sin saber que juega, sin motivo y sin reloj y sin juez”.

Tal vez el desafío sea mirar al Futbol con alegría de los ojos que lo miran余 es un espectáculo de rara belleza, una combi­ nación de danza con pelota de alta hermosura". Además de aprovecharlo como un instrumento de integración social, desde los chicos hasta los adultos, pero no como una simple acción de distrito o municipio, sino como proyecto de política de estado”. “Si uno se llega a cualquier colegio del país y dice: “A ver, levante la mano a quien le gusta jugar al fútbol, y la mayoría de los chicos seguro levantará la mano y se animará a realizar un picado”. (Menotti)

El Futbol tiene la facultad de enseñar sin que el beneficiado sea consciente. Además, exige poner en práctica valores como el trabajo en equipo, la solidaridad, la generosidad, la disciplina, la aceptación de la derrota o el juego limpio. Gracias a ello, resulta más fácil trasladar todos estos valores a nuestra vida diaria. Albert Camus, filósofo y escritor francés (Premio Nobel de Literatura en 1957) señaló: "Después de muchos años en que el mundo me ha permitido diversas experiencias, lo que más sé acerca de moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol".

Psicólogos, pedagogos, sociólogos y profesores de educación física vienen destacando el valor educa­ tivo del deporte para el desarrollo psicosocial del individuo y como medio de integración social y cultural. Quienes defienden este planteamiento, consideran al deporte como una herramienta apropiada para enseñar a todos, pero sobre todo a los más jóvenes, virtudes y cualidades positivas como justicia, lealtad, afán de superación, convivencia, respeto, compañerismo, trabajo en equipo, discip­ lina, responsabilidad, conformidad y otras (Cruz, 2004余 Gutiérrez, 2003余 Kleiber y Roberts, 1981余 Sage, 1998).

Pero por otro lado, es inevitable pensar que en tiempos modernos, la sociedad se encuentra en un vaivén de desencuentros a nivel de actitudes y valores que se han perdido a través de los años. "La psicología del fútbol", precisamente en la razón de un interrogante que sigue en pie: por qué es el fútbol el deporte que atrae mayor cantidad de espectadores y por qué son tantos y tan variados los conflictos que surgen en su medio.

DANIELA ALEJANDRA SEGOVIA. PSICOLOGA SOCIAL. TEC.SUP.MINORIDAD Y FLIA. MEDIADORA

Te puede interesar