ZOO PORTEÑO SE TRANSFORMARÁ EN UN ECOPARQUE

Noticias 24 de junio de 2016 Por
La idea oficial es reconvertir los edificios del Zoo en espacios interactivos de educación ambiental, con apoyo de soportes tecnológicos. También funcionará una clínica para animales víctimas del tráfico ilegal.
Ver galería descarga
1 / 6 - ELEFANTE

El diseño del parque será sometido a un concurso internacional de urbanistas y paisajistas. Los vecinos de Buenos Aires, además, podrán aportar proyectos para la transformación del espacio verde que serán evaluados por un jurado.

"Hoy es un día histórico. Hace 141 años se creaba este zoológico en lo que era una zona periférica de la Ciudad de Buenos Aires. Hoy, basta hacer un minuto de silencio para escuchar a los cientos de autos y colectivos que pasan, hay un nivel de polución altísimo y éste ya no es un espacio adecuado para los animales", anunció este jueves el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

"Así como está, con los animales en cautiverio, el zoológico no transmite los valores que queremos. Hoy apuntamos a una sociedad que valorice la sustentabilidad, que priorice el medio ambiente y este espacio ya no es la manera", añadió, y agregó que "se trata de una estructura del siglo XIX".

Según explicó Larreta, el zoológico será reconvertido en un ecoparque destinado a la educación ambiental a través de experiencias recreativas basadas en la tecnología, sin la presencia de animales que habiten en forma permanente.

El objetivo es que el espacio trabaje también en la recuperación de animales silvestres heridos o rescatados del tráfico ilegal así como en la conservación de la fauna autóctona; en todos los casos los ejemplares estarían transitoriamente en el parque.

El proyecto menciona además como pilares de la transformación "generar un Corredor de la Biodiversidad" que integre al futuro ecoparque con el Jardín Botánico y el Parque Tres de Febrero, así como promover el espacio como un lugar de encuentro en el que emprendedores y organizaciones puedan "realizar proyectos vinculados a la conservación del medioambiente".

"Encontramos once animales que se encuentran en situación crítica que hay que darles prioridad y que es posible que no puedan ser trasladados", indicó. Entre ellos, Freire mencionó el caso de un león cría macho que tienen hipotiroidismo congénito, un yaguareté y un aguará guazú, un cóndor que tiene un pico y una pata con prótesis, un zorrino y un camello que son gerontes, entre otros.

El anuncio se realizó luego de varios meses de evaluación de la situación por parte de la Comisión Técnico Ambiental para la Transformación del Zoológico de Buenos Aires, conformada por dependencias públicas pero también por ONGs como la Fundación Banco de Bosques, Fundación Naturaleza para el Futuro y el Instituto Jane Goodall.

El nuevo parque estará bajo la órbita del Ministerio de Modernización a partir de la creación de una Unidad de Proyectos Especiales llamada "Ecoparque Interactivo de la Ciudad" que tendrá dos direcciones, una dedicada a la gestión de la transformación edilicia y otra al bienestar, cuidado y rehabilitación animal.

El Gobierno estima que unos 50 ejemplares permanecerán en el lugar porque moverlos pondría en riesgo su vida. Entre ellos estará la orangután Sandra, famosa tras un fallo judicial que la consideró "sujeto de derechos" por ser una "persona no humana". “El problema de Sandra es que es híbrida, mezcla de orangután de Borneo y de Sumatra, y por lo tanto no socializa con otros de su especie”, explica Biglia. Con todo, la intención es que los residentes que se conviertan en vitalicios ya no sean exhibidos. “Lo que hay que hacer es retirarles el estrés de la exhibición, porque hoy son piezas de museo. Los animales duermen en un lugar que cuando llega el público se cierra, obligándolos a la exposición ante la gente”, dice el abogado de Sin Zoo.

Algunas historias de los animales del Zoo

Cecilio: este mono araña mide aproximadamente un metro, pero cuando percibe la presencia de humanos su comportamiento cambia en forma radical y su cuerpo negro se estira entre los caños de la jaula hasta superar los dos metros. Esa es su forma de seducción hacia los humanos, a los que confunde con pares tras años de cautiverio. El mono llegó al zoo a finales de la década del ’90 rescatado por la policía en un piso de Buenos Aires.

Mara: la elefanta asiática del Zoo de Buenos Aires todavía levanta una pata trasera cuando pide comida, aunque ya no tan seguido como cuando estaba en el Circo Rodas. Nacida en cautiverio, la elefanta es uno de los ejemplares más famosos del lugar, donde lleva más de 20 años. Como comparte cautiverio con dos elefantas africanas tiene un cronograma de paseos por turnos que evita cruces potencialmente peligrosos.

Charly: a los 25 años, la pantera negra pasa las tardes lamiéndose una de sus patas. Desde la muerte de Marcela, su compañera, ha adquirido un comportamiento rutinario que le produce escoriaciones.

Sandra: la orangután nació hace 30 años en Alemania. Se hizo famosa en 2015 tras un fallo judicial que la declaró "persona no humana" y "sujeto de derechos", producto de la demanda de una ONG que denunció su condición de encierro. El juez ordenó su traslado a un santuario, pero Sandra no estará entre los animales que dejarán el Zoo porque su estado de salud no lo permite.

FUENTES: TÉLAM- EL PAÍS